martin... en viaje

todo relato empieza con un movimiento, desestabilización del personaje. en este caso, un viaje, una mudanza, periplo. de esto se trata: obviedades y petulancias: un portenio en córdoba

jueves, marzo 18, 2010


no la nombro
pero pienso todos los días en ella

soy tan humano o tan cobarde
como cualquiera

pienso en ella
no la nombro
aunque todos los días

tiendo la mano
la distancia alarga
menos una sombra
una luz

tan hombre tan cobarde
como cualquiera

pienso y no la nombro
pero está
más presente en la mañana
que el sol y el agua con los que me lavo

todos los días hasta

pienso en ella
como cualquiera
no la nombro
ustedes saben no la nombro

en ella como un cobarde
todos los días
en el sol y en la sombra
en la tarde y el agua

la distancia pienso
como hombre como luz
la velocidad la mañana

no la nombro
presente en cada día
con su sombra y su agua

con el sol
cada noche apenas
sin nombrarla

no varía
la velocidad de la luz
pienso como cualquiera
en la distancia y tan humano

no la nombro

pienso en ella
todos los días



6 Comentarios:

Blogger Leticia dijo...

Qué bello...!! me encantó!

besotes...

9:51 a.m.  
Blogger Elena dijo...

Qué hermoso, boludo!

6:19 p.m.  
Blogger DW dijo...

Bello a primera vista. Le daré una segunda leída a ver si puedo hacer una crítica decente.
En caso de una contrapartida narrativa, porfavor, siéntete libre de visitar www.cuentosblancos.blogspot.com.
Saludos cordiales.

2:00 a.m.  
Blogger Leticia dijo...

Elena..cómo eso de Boludo!! que fea expresión para la licenciada!!
Tapetacular...es mejor...!!

saludos !!

3:44 p.m.  
Blogger néstor dijo...

plá, plá, plá, o algo que suene a... no, mejor no lo nombro.

Me saco el sombrero por usté.

10:12 p.m.  
Blogger J. dijo...

Me gustó mucho este poema Martín. Sobretodo después de que lo leíste el otro día. Pregunta: ¿dónde consigo el librito de las zapas apiladas en el que reescribís letras de rock?

2:42 a.m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal